Sunday, 23 November 2014

Diez años

Por: Kang Soo Min.

En septiembre de 2004 llevaron a mi casa a un ser hermoso, pequeñito que cabía completamente en mi mano.

Es parte de mi familia, una gran compañía. Su lealtad hacia nosotros la ha alertado cuando algo no está bien. Como aquel domingo, hace muchos años. Me sentía muy enferma y no me levanté de mi cama. Ella llegó a mi cuarto a investigar qué sucedía y al verme no muy bien, se quedó junto a mi cama unas cuantas horas.

O el día que le dieron de alta a mi mamá después de una cirugía y unos días en el hospital. Cuando mi mamá llegó a casa, ella no se separó de su cama hasta el siguiente día.

O por ser la eterna compañía de mi papá, parece una pequeña extensión de su cuerpo, lo acompaña a todos los posibles lugares.

Por eso le agradezco tanto…

Aunque pocas personas puedan comprender, a ella la adoro. Es un ser tan pequeñito, tan tierno a quien quiero proteger y a su vez, es tan independiente lo cual me hace entender la individualidad y libertad que los seres vivos necesitamos.

Además es tan hermosa. Me encanta molestarla. Ella sabe por ejemplo, que al acompañarla a comer (porque le gusta que la acompañen mientras come) lleva beso y abrazo gigante de mi parte pero tal vez no sabe que daría todo por ella, así como por mi familia, y que jamás permitiré que algo malo le suceda.

Esto se lo prometí hace mucho tiempo, ella no lo sabe pero así lo haré, pues entendí con otra pequeñita que es preferible excederse en cuidados en lugar de solo confiarse.

Le encanta la música y mi guitarra. Duerme como si ella trabajara fuertemente por mantenernos. Es un ángel, un bello ángel a quien tengo la fortuna de tener en mi familia y en mi vida.

No comments: